miércoles, abril 06, 2005

El canon de la SGAE

Leyendo esta mañana la noticia, si a alguna cabeza privilegiada de nuestros queridos gobernantes se le ha ocurrido pensar siquiera que por el hecho de contratar un ADSL, un PC doméstico, una impresora, un scaner...se puede presumir que el usuario estará pirateando obras y por tanto se le podría cobrar un canon (...aunque en estos momentos nos tranquilizan diciendo no se considera "necesario"), creo que vamos por un camino equivocado, sobre todo si lo que se busca es potenciar la sociedad de la información en España.

Menos mal que de momento nos tranquilizan diciendo que se trata de ir "...buscando los mecanismos que permiten a la tecnología ser un elemento protagonista en la lucha contra la piratería". A ver si los tiros van por a ir por aquí y la fábula de Tomas Cruz continúa cuando Tomás compra un libro en su supermercado preferido y como a algún visionario se le ha ocurrido unir la tecnología RFID con los derechos de autor, ese libro queda "relacionado" con un solo lector posible (el que lo compró, o quizás la primera persona que lo abrió, o la que lo comenzó a leer, porque a lo mejor Tomás lo compró para regalarselo a un amigo). Si al amigo de Tomás se le ocurriese dejárselo prestado a su esposa podría ser detectado mediante algún tipo de receptor de la frecuencia de alarma que emitiría el librito demarras. Con ello impediríamos que varias personas se aprovecharan de los derechos de autor de dicho libro y por tanto atacando frontalmente a la santa SGAE. O es que no es esto de lo que se trata en las redes P2P.