jueves, abril 28, 2005

Etica y tecnología

Interesante post sobre los límites de la tecnología en relación con el uso del GPS aplicado al seguimiento permanente de los convictos de abuso sexual a menores, una vez liberados de largas condenas de cárcel.

Cabe hacerse muchas preguntas
sobre este tipo de usos de la tecnología, preguntas del tipo ¿es moral controlar a alguien permanentemente por medios electrónicos, por repugnante que sea su delito?, pero creo que la clave no está ahí pues a lo largo de los siglos se ha intentado conseguir la máxima eficacia usando los medios disponibles en cada momento: seguimiento del individuo sospechoso mediante otras personas, policías, detectives, micrófonos, minigrabadoras, cámaras, inspecciones, registro de datos y movimientos de ex-convictos mediante topos,.... y todos aceptamos dicha realidad en aras de la seguridad de nuestra sociedad.La tecnología actual simplemente nos empuja a aceptar que la eficacia de estas labores de control va a aumentar cada vez más.

Desde mi punto de vista la clave está en definir y clarificar el tipo de situaciones/personas que es lícito y admisible controlar y cuáles no. Es ahí donde deben ponerse los límites y no en los métodos y tecnologías para realizarlo que deben en todo momento ser los más eficaces posibles.