domingo, abril 17, 2005

Teleservicios

Leo con gran interés la aplicación práctica de la videoconferencia en el ámbito sanitario, y me imagino por un momento la generalización del uso de tecnologías de telecomunicación en la prestación de servicios profesionales.

Oportunidades para sacar partido de las nuevas tecnologías no faltan en España, y no solo en las zonas rurales en donde la carencia de profesionales sanitarios provoca situaciones límite, sino incluso en la ajetreada vida urbana. Acudir a un médico, abogado, asesor, etc. se convierte en demasiadas ocasiones en un ejercicio de perseverancia, paciencia y autocontrol; porque es comprensible que debido al trato personalizado haya determinados retrasos sobre la cita previa acordada, pero es difícilmente justificable cuando se producen esperas habituales de más de 30 minutos. Y tengamos en cuenta además los tiempos de desplazamiento del paciente/cliente/usuario a la consulta, el ir a buscar a los niños en su caso al colegio, el coste de oportunidad de todo ello, bien en términos personales o profesionales, y tenemos el cocktail ideal para la introducción paulatina y complementaria de medios telemáticos en la prestación del servicio.

No es dificil preveer un escenario en el que los servicios profesionales se presten en parte mediante el uso de tecnologías avanzadas de telecomunicación, de la misma manera que se está produciendo ya en el sector de la formación con el modelo blended de formación presencial y formación online.

Y esto solo ha hecho que empezar.