martes, septiembre 06, 2005

Los españoles no extraviamos tantas tarjetas

Hoy he ido a cancelar una cuenta que tenía hace años en una conocida entidad bancaria, y cuyo fin era únicamente atender los cargos mensuales de una hipoteca (por fin, y tras 10 años y un día de condena), y me he encontrado con que me habían colocado unas cinco tarjetas diferentes, tanto de débito como de crédito, sin yo enterarme. Por lo visto, cada vez que había una campaña de tarjetas de la entidad, mi querida oficina, y supongo que no sería la única, tenía por costumbre colocar masivamente entre sus clientes las tarjetas y asi cumplir holgadamente los objetivos que le habían asignado. Claro, que se usasen luego dichas tarjetas debía ser secundario, o a lo mejor no computaba a efectos de dichos objetivos, o en fin, daba igual.

Lo mejor ha sido el procedimiento que emplean para la cancelación de las mismas: las dan por extraviadas, puesto que es lo más efectivo. Y encima tienen la caradura de decirlo y hacer firmar al cliente un papel en el que reconoce que las ha perdido.

Yo me pregunto: ¿alguien de dicha entidad controlará las estadísticas de extravíos de tarjetas?, claro, como la causa de tales resultados, si alguien los gestiona, será el despiste de los ciudadanos y eso no tiene solución....